El color y la personalidad

Influencia del color en la personalidad

La psicología del color explica mucho de la influencia que tiene sobre el comportamiento humano y las emociones que experimenta. Sin embargo, podemos extendernos un poco más para establecer que todos tenemos tonos personales, así como una vibración cromática dominante; nuestro espíritu se refleja en forma de colores y nuestros estados de ánimo de acuerdo con los colores de ropa que escogemos. En realidad podemos conocer muchos sobre nosotros mismos con tan solo observar un poco los colores que preferimos, los colores que no nos gustan, los colores que vestimos y las combinaciones que hacemos.

Se dice que los seres humanos todos tenemos tonos personales porque nacemos con colores de piel, ojos, y cabello con tonos particulares, y según varios estudios hechos, dependiendo del color de la piel, o del cabello, se expresa una parte de la personalidad, o al menos la percepción de la misma. El discípulo de Aristóteles, Avicena (980-1037) clasifico a la personalidad de las personas según el color del cabello. Por ejemplo, las personas pelirrojas, con frecuencia son percibidas como apasionadas, mientras que las que tienen pelo oscuro suelen ser consideradas serias y estables, opuesto a las rubias a las que se les percibe como activas y divertidas.

Por otro lado, hablamos de las preferencias de ciertos colores, que por lo general se mantienen a lo largo de la vida y están muy relacionadas con la niñez y la cultura. Sin embargo, también se puede decir que las preferencias de color muestran las cualidades que tenemos. Un claro experimento que se puede hacer, es prestar atención a los colores que más usa en la ropa, y así se dará cuenta a que color es su espíritu más afín.

Si el color que utiliza con más frecuencia es el rojo, posiblemente es impulsivo, nerviosos, y muy activo; también disfruta de ser el centro de atención, es ambicioso, valiente, extrovertido, irritable, y con una fuerte tendencia a dar mucha importancia al deseo sexual y erotismo. Si la mayoría de su ropa es color rosa, puede ser afectivo, cariñoso, comprensiva y tolerante, aunque su comportamiento puede ser también un poco infantil y necesita mucho del apoyo de otras personas.

 

Personalidad

 

La ropa con frecuencia de color amarilla, la utilizan mucho las personas con personalidad interesante y estimulante, espontaneo, comunicativo, moderno y activo. Si el color verdes es el que con más frecuencia se utiliza, la persona tiende a ser cauta, observador, benevolente, humano, y servicial. Si utiliza el color azul, tanto en su tonalidad clara como en la oscura, suele ser una persona creativa, perspicaz, sensible, analítica, inteligente, y con sentimientos profundos.

Finalmente, se puede saber mucho sobre uno mismo si examinamos un poco los colores que rechazamos, ya que revelan debilidades ocultas y zonas de nuestra imagen personal que requieren renovación. Por ejemplo, si el rosado es el color que más le desagrada, posiblemente significa que detesta las situaciones en donde se encuentra dependiendo de los demás.

Posiblemente, una explicación para este fenómeno, es que cierto color nos recuerda algún evento o circunstancia concreta del pasado que nos hace tener ese rechazo hacia ciertos colores. Aunque los colores no son ni buenos ni malos sino elementos con ambos componentes, en términos generales se piensa que los colores vivos son positivos, y los colores con tonos más oscuros suelen ser la parte negativa.

You are here: Home Psicología del color El color y la personalidad